Bicicleta reclinada HPV Grasshopper

Bicicleta reclinada HPV Grasshopper

La Bicicleta reclinada

Descubre la bicicleta reclinada, volverás a sentir el placer de ir en bici, disfrutando de una nueva posición y de una vista panorámica

Experimenta las nuevas sensaciones de esta bici divertida, muy cómoda, sin molestias, confortablemente sentado en un asiento ergonómico con respaldo, con una posición relajada y una vista panorámica, una bici diseñada para disfrutar.

 

¿Qué es?

_MG_8640La bicicleta reclinada se llama así, porque el sillín está sustituido por un confortable asiento, poniendo el ciclista en posición reclinada.

En inglés las llaman recumbent bikes o simplemente bents, en holandés ligfiets, en francés vélo couché.

También hay triciclos reclinados (con 2 ruedas detrás o delante), comúnmente llamados trikes.

Los trikes tienen la ventaja de ser muy intuitivos y confortables, no necesitan ningún aprendizaje y  son cada vez más populares.

¿Es cómoda?

¡Muy cómoda! Las bicis reclinadas están diseñadas para el confort del ciclista, con toda la espalda apoyada en un asiento ergonómico, en vez del inconfortable sillín. Esta nueva posición cambia el pedaleo: los pedales están por delante y más altas que el asiento, eso permite hacer fuerza con la espalda (para ir rápido) o relajarse dejando trabajar las piernas con suavidad.

La cabeza, la espalda, el culo y el cuello están mucho más relajados por la comodidad de la posición.
Eso se nota mucho cuando se hacen rutas por etapas. El cansancio se limita a las piernas, sin dolores añadidos.

¿Cómo es una ruta en bicicleta reclinada?

Nada mejor que un vídeo para ver lo bonito y divertido que es una ruta en bici reclinada, aquí en las orillas del canal du midi en Francia.

 

Las rutas son de nivel fácil o medio, con caminos bastante llanos.

La bici reclinada es muy rápida en bajada y en llano, cuesta un poco más en subida (por el peso), pero se puede subir todo, incluso puertos de montaña (ver El Tourmalet en bici reclinada).

Y la posición es súper cómoda, vas muy relajado con una visión panorámica, además desaparecen todos los dolores “clásicos” del ciclista, no te duele la espalda ni el cuello o las nalgas.

Al principio hay un tiempo de adaptación para familiarizarse con la bici, la posición es muy diferente, y hay que volver a encontrar el equilibrio. La clave es ir lo más relajado posible, sin ninguna tensión en los brazos. También es importante siempre mantener la espalda bien pegada al respaldo.

Unos tardan 5 minutos, otros necesitan 20 minutos… Pero todo el mundo lo consigue.

Todos los que la prueban salen muy entusiastas y disfrutan mucho…

La bici reclinada? Una aventura suave! Pruébala, te va a encantar!